Estos últimos meses estamos viendo como una nueva ola de represión recorre los campus universitarios anglosajones. Hoy el yoga es noticia ya que es la última víctima de esta corrección política cuya tendencia represiva parece crecer entre los más jóvenes.

Clases de yoga en el campus
El yoga ha sido el último perjudicado por esta ola de represion que recorren algunos campus universitarios Foto: Drmirshak

El yoga, última víctima de la ¿corrección política? en los campus universitarios

Según recogen varios periódicos, se ha conocido que la Universidad de Ottawa en Canadá cancelaba las clases de yoga que desde 2008 impartía Jennifer Scharf por, entre otras cosas, considerar que históricamente su cultura puede resultar “ofensiva, insensible y culturalmente inapropiada, por opresión y genocidio cultural”.

Según publica The Independent la decisión de cancelar las clases de yoga en la Universidad de Otawa ha sido tomada por la Federación de Estudiantes de Ottawa, el cuerpo estudiantil independiente de la Universidad de Ottawa en Canadá. La víctima, Jennifer Scharf, es una practicante de yoga que ha estado ofreciendo clases de yoga gratuitas y de todos los niveles, a todos los estudiantes del Centro de Estudiantes con Discapacidad. Los argumentos esgrimidos por dicha asociación no han podido ser más sectarios y peregrinos, siendo este un asunto más de “política moral” que de otra cosa.

Las reacciones en contra no se han hecho esperar

Tanto de la comunidad del yoga, círculos universitarios,  comunidad hindú, entre otros,  y es que no se puede confundir la práctica del yoga con cualquier tipo de alineación religiosa radical o política, como algunos propagan. Esperemos que estos hechos tan lamentables, como otros que conocimos a principios de este año, cuando el yoga fue prohibido por las autoridades rusas por “estar demasiado estrechamente asociado a cultos religiosos” no se expandan y la libertad de expresión y la verdad sobre la práctica del yoga prevalezca sobre estas mentiras y tergiversaciones tendenciosas.

hombre meditando en postura del loto
La reacción de la comunidad de yoga no se ha hecho esperar en contra de esta decisión. Foto: Drchirag

¿Estamos viviendo un retroceso de libertades?

Esta vez ha sido el yoga la última víctima de este sinsentido. En estos momentos hay un debate que creciente sobre la libertad de expresión y la corrección política en las universidades británicas y norteamericanas. En los últimos meses, la Universidad de Oxford canceló un debate sobre el aborto después de que manifestantes objetaran el hecho de que estaba siendo entre dos hombres, mientras que la Unión de Cambridge se le pidió que retirara su invitación de hablar con el escritor y comentarista Germaine Greer a causa de sus opiniones sobre cuestiones transgénero.

Estos son sólo algunos de los muchos casos que últimamente son noticia, y es que  se ha despertado el debate sobre si las universidades se están convirtiendo en “espacios seguros”, donde los estudiantes están protegidos de palabras e ideas que podrían hacer sentir incómodos. Recientemente el periodista y escrito John Carlin escribía un articulo a este respecto en El País llamado “El Estudiante eunuco” donde denunciaba cómo en las universidades americanas y de Reino Unido se estaba instalando entre los jóvenes una especie de “fascismo lite” donde una tendencia represiva se expande en los campus universitarios imponiéndose sobre la libertad.

 ¿Has visto o notado alguna vez repulsa hacia el yoga por cuestiones religiosas o culturales? ¿Crees que aquí en las universidades pasa o puede pasar algo parecido a las anglosajonas?

https://i1.wp.com/www.elblogdeyoga.com/wp-content/uploads/2015/11/Saint-Anselm-College-New-England.jpg?fit=1024%2C667https://i1.wp.com/www.elblogdeyoga.com/wp-content/uploads/2015/11/Saint-Anselm-College-New-England.jpg?resize=150%2C150El_Blog_de_YogaActualidadclases de yoga,noticias de yoga,profesores de yoga,YogaEstos últimos meses estamos viendo como una nueva ola de represión recorre los campus universitarios anglosajones. Hoy el yoga es noticia ya que es la última víctima de esta corrección política cuya tendencia represiva parece crecer entre los más jóvenes. El yoga, última víctima de la ¿corrección política? en los campus universitarios Según recogen...Para ser feliz y vivir mejor a través del yoga