Por Marta Cabrera

7 de enero, vuelta a la normalidad, ya se han acabado las Navidades pero no por ello las acciones solidarias, es cierto que en estas Fiestas nos concienciamos más de cuántas necesidades hay, además de que disponemos de más tiempo para dedicar a los demás. Este ha sido mi caso. El pasado 28 de diciembre tuve la oportunidad de asistir a la Jam Session de Yoga que se organizó desde BesanghaYoga en el centro CírculoArmonía con la finalidad de recoger ropa de abrigo para las personas que han de vivir en la calle.

Foto realizada por Besangha Yoga

Fui sin saber lo que me iba a encontrar, ¿una Jam Session de Yoga? Reconozco que la intriga llamó mi atención, ya que es la primera vez que lo escucho. Leí en su página que era “…compartir tu práctica sin instructor formal. Fluyendo desde la escucha…”  con estos datos y muchas ganas de ayudar me fui a la sesión de Yoga.
Entré en la sala y me asombró la gran cantidad de esterillas que había, la convocatoria había superado las expectativas incluso de la organización que hubo de habilitar otra sala. Busqué una esterilla y me senté en silencio.
Anabel y Vidya María nos dieron la bienvenida y nos presentaron el proyecto. Anabel, fue la portavoz de Circulo Armonía, perteneciente a la red de centros de la GFU que cedió las instalaciones para las clases. Vidya María representante de Besangha Yoga nos dio las gracias por apoyar esta iniciativa, que gracias a los participantes han conseguido 80kg de ropa de abrigo.
La clase fue “dirigida” por Elsa Aguirre  y pongo comillas porque en realidad ella comenzó la sesión y fuimos siguiendo su práctica, esto es la Jam Session. He de reconocer que al principio me costó seguirla, pero me despreocupé de perderme de alguna asana y conecté con mi interior, ahí sí sentí que fluíamos todos y noté la energía. Elsa hizo una sesión para todos los niveles, y en mí consiguió que llegara a posturas que no me había atrevido a profundizar. Fue una clase de dos horas pero flotaba en el ambiente una sinergia, un estado en el que fluíamos todos como uno,  que se me pasaron volando.

Foto realizada por Besangha Yoga

Desde aquí quiero agradecer que iniciativas como esta nos unan para aportar nuestro granito de arena y hagamos más llevadero la de muchas personas que no tienen hogar. Yoga es unión.
Namaste.
Marta CabreraActualidadelsayoga,jam sessionPor Marta Cabrera7 de enero, vuelta a la normalidad, ya se han acabado las Navidades pero no por ello las acciones solidarias, es cierto que en estas Fiestas nos concienciamos más de cuántas necesidades hay, además de que disponemos de más tiempo para dedicar a los demás. Este...Para ser feliz y vivir mejor a través del yoga