Todos de vez en cuando y de una u otra forma emitimos señales que nos dicen a gritos que necesitamos desconectar de todo y la mayor parte de las veces no nos damos cuenta. ¿Que mejor forma de desconectar que ir a un retiro de yoga?

Agotamiento nocturno y diurno

Dime si te suena esto: son las 5 de la mañana, de repente nos despertamos inquietos y no podemos dormir, y ¿por qué? nos preguntamos, si nos hemos pasado todo el día soñando con el momento de meternos en la cama, llevábamos todo el día agotados, el paso de las horas se ha hecho eterno y además ha sido un día malo, muy malo: hemos discutido y nuestra paciencia con todo ha sido muy escasa. Tu sigues sin poder dormir preguntándote por el motivo por el que no puedes descansar y desconectar al menos durante la noche.

Seguramente esto te haya pasado a ti, más o menos así, porque todos alguna vez hemos padecido de este agotamiento y la sensación de no aguantarse a uno mismo.

 

Chica agotada
Chica cansada

Se calcula que el mayor porcentaje de todas las visitas al médico están relacionados con el estrés y la ansiedad de una u otra forma. Algunos estudios sitúan esta cifra en casi un noventa por ciento, especialmente en grandes ciudades. Y es que,por diferentes circunstancias y de alguna manera,  todos  hemos pasamos por  fases o etapas de nuestra vida  donde nos sentimos realmente cansados física y mentalmente. Vivimos con el “piloto automático” puesto, repetimos las mismas actividades una y otra vez, día tras día, nos falta energía, afrontamos situaciones donde somos incapaces de mantener la calma, nos exaspera todo y nos sentimos desmotivados.

Y es que toda esta sucesión de actividades y emociones, sin nada que rompa la inercia negativa, hace que poco a poco nos vayamos padeciendo un desgaste anímico muy grande y terminemos por estar de mal humor todo el tiempo, agotados de forma crónica y acabemos despertándonos a las 5 de la mañana sobresaltados e inquietos como comentaba antes. Cuando esta situación se apodera de nosotros,  de nuestro día a día, es hora de tomar unas vacaciones mentales, poner punto y aparte, y realizar un retiro de yoga.

Yoga retiro

En julio en el Blog de yoga os dábamos 6 motivos para ir a un retiro de yoga, ahora queremos mostraros las

10 señales que te dicen a gritos que necesitas un retiro de yoga

1. Te sientes permanentemente cansada

Estas inquieta, nerviosa, hay algo que no permite relajarte, estas siempre cansada. Desde que te levantas te notas lenta, te faltan reflejos, incluso agilidad física y mental, es como si  todo fuera a más velocidad de la tú puedes ir.

2. Duermes mal

Quizá padeces insomnio o quizá no, pero tienes problemas para conciliar el sueño, te cuesta dormir o permanecer dormido de seguido. Te despiertas cansada y esta sensación de cansancio la empiezas a vivir como algo natural.

3. Te sientes indecisa

Sobre incluso las más pequeñas decisiones que has de tomar notas que te carcomen las dudas y que eres incapaz de tomar una decisión con foco.

4. Saltas a la más mínima

Estás irascible, exageras las cosas, estas sensible ante cualquier comentario o respuesta que te den, te tomas las cosas desproporcionadamente de como realmente son.

5. Estás distraída constantemente

Estás pendiente del teléfono en todo momento, esperando la siguiente notificación o vibración. Te resulta difícil concentrarte en una cosa durante mucho tiempo, te cuesta leer, ver una película, mantener una conversación, pierdes el hilo de las cosas con facilidad.

6. No te relacionas

Se te pasa el día, los días, las semanas sin relacionarte con nadie, o si lo haces, no estás en el presente estas desganada y no te apetece hacer nada, ni siquiera hablar con las personas que tienes alrededor.

7. No puedes recordar la última vez que te sentías totalmente relajada

El estrés forma parte de ti y añoras y recuerdas como algo remoto y lejano el tener tiempo para ti, para leer un libro, para meditar o simplemente para sentarte a respirar.

8. Quieres cambiar

Pero no sabes muy bien que. Te dan ganas de cambiar cosas, la decoración de casa, ciertas situaciones, pero te sientes paralizada, no consigues siquiera cambiar una sola cosa.

9. Te pasas el día diciendo estoy demasiada ocupada

No tienes tiempo para los demás y ni siquiera para ti. Te repites: haría esta o aquella cosa pero “Es que no tengo tiempo.”

10. Dejas de hacer las cosas que te gustaban

Como ir a tus clases semanales de yoga que te daban equilibrio, o ir al cine, de compras, esta tan agotada mentalmente que no encuentras fuerzas ni ganas de hacerlo.

chica meditando en un retiro de yoga, rodeada de un bosque de pinos
Créditos foto: Nuria Mirto

No hay descanso más reparador que un retiro de yoga y meditación. El yoga en sí tiene el beneficio de ser terapéutico,  y es que cuando emitimos todas estas señales, es que estamos pidiendo a gritos unas vacaciones mentales, necesitamos parar, relajarnos y renovar toda la energía y el ánimo, recobrar el equilibrio y dominio de nuestro cuerpo y nuestra vida, y volver con la fuerza y motivación que siempre hemos tenido.

Cuando sientes algunas de estas señales, ¿qué haces para recobrar el ánimo y la calma? ¿Piensas que un retiro de yoga es la mejor solución? ¿Qué otras sugerencias nos propones?

El_Blog_de_YogaEstilo de vidaansiedad,beneficios yoga,estrés,meditacion,relajación,retiro de yoga,YogaTodos de vez en cuando y de una u otra forma emitimos señales que nos dicen a gritos que necesitamos desconectar de todo y la mayor parte de las veces no nos damos cuenta. ¿Que mejor forma de desconectar que ir a un retiro de yoga? Agotamiento nocturno y diurno Dime si...Para ser feliz y vivir mejor a través del yoga