Practicando yoga en la na

Esta mañana de camino al trabajo, un amigo me ha enviado un artículo del conocido medio online Hipertextual; el artículo en cuestión es este “Verdades y Mentiras acerca del yoga“. Con ese título y mi curiosidad, no he podido evitar leerlo de inmediato; ha sido una pena no haberlo recibido antes, antes de salir de casa, puesto que me habría sido de gran ayuda para agilizar el tránsito intestinal matutino.

elresplandor
Así me he quedado al leer el artículo

Hipertextual y su fundador, me merecen el máximo respeto (lo leo de vez en cuando y lo sigo en Twitter desde hace tiempo). No se vaya a malinterpretar mi anterior frase.  En el citado artículo, el autor, César Noragueda, plantea unas afirmaciones y siembra una serie de dudas sobre el yoga que me han revuelto un poco el estómago, solo eso. El autor que titula el post “Verdades y Mentiras acerca del yoga” y que basa su argumentación en varias ocasiones en la ciencia y el método científico para dar credibilidad a lo que escribe, debería haber pensando en un título como “Mis verdades y mentiras acerca del yoga” o “El yoga no vale para nada y es cosa de crédulos” para no insultar a la inteligencia del lector, entre otras cosas porque citar el método científico para apuntalar sus puntos de vista, le resta credibilidad, en mi opinión.  A resaltar que César tiene la siguiente frase en su perfil  “Racionalista beligerante: cuidadito conmigo, charlatanes“. Todos conocemos lo que dice el refranero, dime de que presumes…

No es que el autor mienta, parte de lo que dice es correcto, pero coge una serie de ideas y conceptos que siendo verdaderos no tienen relación entre ellos y los enlaza como causa-efecto y por otro lado, muestra opiniones como si fueran hechos, todo ello sin citar fuentes ni datos y de paso citando al “método científico” y la ciencia a diestro y siniestro. Que conste que como ingeniero, y como persona con capacidad de razonar, confío plenamente en el método científico y dudo de todo lo que me resuena a magia, esoterismo y dogmas de fé. También dudo de todo el que se hace poseedor de la “verdad”. Hay muchas cosas que no son ni blanco ni negro. Si no, pregúntale a un paisano de India y verás que te responde.

TTPxv0t

En cualquier caso hay que decir que el yoga, que proviene de una tradición filosófica de hace miles de años y que en gran parte se ha transmitido de forma oral desde entonces, de maestro a discípulo, no es algo fácil de explicar en un post (ni en un libro).

Al tema. Vamos a repasar las “verdades y mentiras” de César.

No, el yoga no llega a Occidente gracias a los soldados americanos de la Segunda Guerra Mundial

César  lo deja caer sutilmente.

Si el yoga es tendencia en todo el mundo, en Estados Unidos arrasa.

Una de las consecuencias…de la Segunda Guerra Mundial fue el encuentro y el intercambio de ideas que se produjo entre los soldados de Estados Unidos…y las poblaciones de Oriente…El interés generalizado por las arcaicas filosofías y las pseudoterapias orientales, regurgitadas por Occidente, se originó entonces, y tratamientos no científicos como la acupuntura, el reiki o los toques zen, que no sirven para nada, comenzaron a expandirse de verdad.

Ya de paso trata de colar otra, metiendo en el mismo saco a yoga, reiki, toques zen y acupuntura, diciendo que los 3 últimos no sirven para nada y no tienen rigor científico(*) así de paso, por alusiones, planta la semilla de la desconfianza sobre el yoga en el lector.

Según leemos en Wikipedia uno de los primeros en traer el yoga a Occidente fue Vivekananda que en 1893 participó en el Parlamento Mundial de Religiones en Chicago (luego hablamos del tema yoga/religión), luego hubo otros como Paramahansa Yogananda (que viajo por todo Estados Unidos en la decada de los ’20 y creo una escuela de yoga en Los Ángeles). Después en la década de los ’50 BKS Iyengar viajo por Europa de la mano del violinista Yehudi Menuhin , en este artículo de El País lo califican como el que trajo el yoga a Occidente, y entre los años ’20 y ’60 hubo muchos, muchos otros (el belga André Van Lysebeth, el español Ramiro Calle que da clase desde principios de los 70, entre ellos) que trajeron el yoga a Occidente . Desde mi humilde punto de vista fue un trabajo de muchos maestros durante muchos años. Recordemos que entonces no había ni Internet, poca TV y algo de radio y la transmisión de las ideas y el conocimiento se hacía de forma mucho más lenta que hoy en día, que cualquier cosa se convierta en fenómeno global en cuestión de horas.

Correlación no implica causalidad: que la época en la que empieza a difundirse ¿a las masas? el yoga en Occidente coincida con el fin de varias guerras con soldados americanos en Asia, no implica que sean los soldados americanos los que hayan llevado el yoga u otras filosofías orientales a Occidente.

El yoga no es una religión, ni en aquí ni tampoco en India

No lo digo yo, lo ha dicho un juez de California. Pero a César le va sentar su propia jurisprudencia:

La razón de que, por lo general, pensemos en el yoga como una simple práctica para alcanzar el bienestar físico y mental y no también como una concepción religiosa se debe a que sólo se popularizó en Occidente cuando se libró de esta.  Sin embargo, hay que ser conscientes de que ese es su origen y, por tanto, de que el modo en que se llegó a practicarlo está íntimamente relacionado con ella, así que los planteamientos científicos tienen poco que ver con ese modo.

El origen del yoga es religioso, de hace unos 3.600 años, y el método científico no existía entonces

Como no es ciencia, es religión

Empecemos por el final. Ok, hace 3.600 años no existía el método científico, ¿y que? ¿implica eso que como no es ciencia, el yoga es religión?, no, claro que no. El fútbol tampoco está basado en la ciencia y no es una religión digo yo (ups, bueno para algunos seguramente si), ni los triatlones tampoco lo son y eso que no están basados en la ciencia.

El yoga se popularizó cuando dejó de ser una religión

Si el yoga no es una religión hoy, tampoco lo fue en el pasado. El autor afirma que el yoga se populariza en Occidente cuando se desprende de su concepción religiosa, que es después de la Segunda Guerra Mundial (según el apartado anterior). Lo mismo es que en los años ’40 del SXX hubo una conspiración en la India en la que decidieron eliminar la componente religiosa del yoga para que se popularizara y así poder vendernos videos y libros. O lo mismo no.

En la India, de donde es originario el yoga como práctica milenaria, hay un porrón de religiones (el yoga no aparece entre ellas en la Wikipedia). Y no es que las haya desde hace 60 años, es que llevan un siglos y siglos invadiéndose unos a otros (y ya sabemos que cuando uno invade a otro a veces le cambia la religión a los que pierden)  y la práctica del yoga ha sido respetada por todas ellas, porque no la veían como una religión-competencia.  Para los freaks de la historía de las religiones en la India aquí va esta presentación; cuidado que está en Prezi y marea.

Si es cierto que, para algunas/muchas personas puede haber un componente espiritual en la práctica del yoga, no lo tiene para todo el mundo. Además religión y espiritualidad no son lo mismo, César no confundas al personal por favor.

Tampoco las posturas que se practican en yoga  son devocionales

Noragueda se queda más ancho que largo cuando dice:

Así, las posturas que se adoptan son devocionales. Naturalmente, todo esto forma parte de la fe y no del terreno de los hechos comprobados;carece de fundamento científico, que es lo que en verdad interesa aquí.

Las negritas son suyas.  Te equivocas de pleno en esto. Además, si tienen claros beneficios sobre la salud y la forma física, demostrados científicamente, tu mismo citas varios estudios más adelante, pero vamos cualquier que busque en Google y encuentre algo así lo entiende. Le recomiendo a César que también ojee los libros de Ray Long (como este, o Anatomía para vinyasa flow y posturas de pie o Las posturas clave en el hatha yoga o Los músculos clave en el hatha yoga) en los que se hace un repaso a la anatomía (esto también es ciencia) que hay detrás de la práctica del yoga. Bueno también se puede pasar por una clase de Bikram Yoga para ver lo devocionales que son las posturas, aunque quizá  si que vea allí cierto culto….al cuerpo 🙂 . Si que hay un yoga de la devoción, pero decir que las posturas de yoga son devocionales por ello sería  como simplificar y  decir que todo el fútbol es un ritual religioso porque hay una Iglesia que adora a Maradona

ray long Las posturas clave en el hatha yoga

Concluyendo, que líderes religiosos practiquen yoga o que el yoga (o algunas prácticas del yoga como la meditación) se incluya dentro de una religión como el budismo, no implica que el yoga sea una religión. Y tampoco lo ha sido en los último siglos, antes de que se popularizara en Occidente.

Lo que la ciencia dice del yoga

Esta parte empieza de buen rollo, citando varios estudios científicos que valoran positivamente la práctica del yoga, pero a mitad del apartado la suelta:

Sin embargo, los investigadores puntualizan un par de aspectos importantes: el primero es que, por lo pronto, el yoga no produce ningún tipo de beneficio específico para la salud, es decir, que cualquier otra clase de ejercicio físico de baja intensidad o de relajación tendría las mismas consecuencias positivas; y el segundo es que, de todos modos, son precisos estudios más ambiciosos y concienzudos acerca de esta práctica para llegar a conclusiones realmente satisfactorias.

Vamos que el yoga aporta los mismos beneficios que jugar a la petanca (la petanca es cualquier otra clase de ejercicio físico de baja intensidad).

El yoga no tiene ningún tipo de beneficio específico para la salud

Lo dice Cesar en la cita anterior, no lo digo yo. Pero luego el mismo pone en su artículo

El yoga ayuda a paliar el estrés, la ansiedad y la depresión y a regular la presión arterial, alivia el dolor de la espalda baja y aumenta la flexibilidad

¿En que quedamo? Indagando un poco he encontrado  este otro estudio del  Instituto Benson-Henry del Hospital General de Massachusetts (Estados Unidos) y publicado por la Harvard Medical School (que no suena a pseudo ciencia a nadie) que ha durado cinco años y que demostró que las técnicas mente-cuerpo, entre las que se incluyen las prácticas de yoga, pueden activar los genes vinculados con el sistema inmune y concluyó que esta disciplina mejora la expresión genética implicada en el metabolismo y la secreción de insulina, a la vez que reduce la expresión genética relacionada con la respuesta inflamatoria y el estrés. WTF, si eso no es algo específico… Claro, hay más cosas que aportan beneficios similares a los de la práctica del yoga, pero eso no significa que el yoga no produzca un beneficio específico, si no que el beneficio específico lo producen más cosas, además del yoga.

Y vamos, que si le preguntas a la gente que practica yoga si se siente mejor, pues te va a decir que si en un 94% de las veces . Esto no es un estudio científico pero  tampoco somos tan mentirosos.

No hay suficientes estudios científicos sobre el yoga

Además, no os podéis fiar solo de los estudios científicos que ya hay, hacen falta más. Tendremos que preguntarle al autor si tampoco son suficientes los estudios científicos sobre el cambio climático, que lo mismo es como los políticos republicanos que no se lo cree.

Estoy de acuerdo con César en que cuantos más estudios sobre los beneficios del yoga haya, pues mejor. Pero es que si que hay un montón de ellos y además actuales. ¿Cuantos le hacen falta? Por ejemplo esta iniciativa que se hace en el Hospital 12 de Octubre de Madrid para ver que beneficios aporta la práctica del yoga a medicos y enfermeros de la UCI me parece genial. A la espera de los resultados.

Pero es que  hay muchos, muchos más estudios científicos recientes sobre el yoga, que los que el cita. La verdad que he encontrado muchos más de los que pensaba que iba a encontrar (gracias Google). Merece la pena hacer clic en el enlace solo para ver cuantos estudios científicos, detallados, precisos y recientes hay acerca del yoga (en sus diferentes formas, mediante la práctica de asanas, pranayama, o meditación) y sus beneficios claros y directos sobre reducción del estrés, ansiedad y otro tipo de desordenes y enfermedades.

zas-grande
Ups, se me oscurece el karma de pensar ciertas cosas

El yoga hace pupa

Es cierto que una mala práctica del yoga puede tener desastrosas consecuencias. Me atrevería a decir que como la enseñanza del yoga no es una cosa regulada si alguien se pone en manos de un profesor sin experiencia el riesgo de realizar una postura no adecuada es mayor y entraña cierto peligro. Lo mismo pasa si alguien se pone a practicar por su cuenta sin ayuda de alguien con suficiente experiencia. Pero no creo que el riesgo sea mayor que si alguien se pone a hacer una determinada actividad física sin contar con nadie que le guíe. Si alguien piensa lo contrario agradecemos datos estadísticos.acroyoga

En el artículo dice:

Y lo que sí hay que eludir son los ejercicios con posturas extremas para evitar lesiones, por tensar demasiado los ligamentos o forzar en exceso las articulaciones y las vértebras, hernias de disco o incluso derrames cerebrales, respecto a lo que la British Medical Journal publicó un artículo en 1972.

Lógico. Es de la primera temporada de Barrio Sesamo vamos. Pero es así en el yoga, en el esquí, practicando pilates, esgrima o jugando a la petanca. No se si Noragueda tiene algún estudio científico, comparativo o no, que muestre las lesiones que se hacen los que practican esquí alpino o ciclismo y las que se hacen los que practican de yoga, sería interesante.

El sentido común y el tratar de conocer los límites de uno mismo ayuda a todo en la vida y en la práctica de cualquier actividad física también. Igual que nadie baja esquiando por una pista negra si no tiene suficiente experiencia, tampoco debe hacer una postura de yoga más allá de lo que su cuerpo le permite. 

esqui

No es yoga todo lo que se llama yoga

Además de que hay que negarse a realizar ejercicios directamente peligrosos, como el sungazing o yoga solar

Mezclar la práctica del yoga con cosas como las que cita el autor también me revuelve el estómago. Pero vamos, es inevitable que en todas partes haya intrusismo y se estafe a la gente.  No me voy a extender aquí. Mirar al sol hasta que se te funda la retina no es yoga. Os pongo un video de Ramiro Calle en el que explica, desde su punto de vista, las razones por las que mucha gente llama yoga a lo que no es yoga.

¿Por qué llaman yoga a lo que no es yoga?

 

No quiero parecer un talibán del yoga ni convencer a nadie de nada: cada uno que piense lo que quiera, pero que, a ser posible no trate de confundir a los demás.

Si me gustaría para finalizar,  que alguno de nuestros lectores invitara a César a practicar yoga en su clase, o que se lo lleve un fin de semana de retiro, a ver si al hombre se le van los prejuicios y malos rollos.

Namasté!

Si tu también disfrutas practicando yoga, déjanos un comentario, ¡anímate y comparte tu experiencia! Y si te ha gustado nuestro post, compártelo para que otros puedan disfrutar de él.

 

 

(*). Wikipedia dice que la OMS la FDA americana y los gobiernos de Japón, Canada y China han regulado la práctica de la acupuntura, así que supongo que estas organizaciones no se han conjurado para repartir licencias para vender humo a magufos con agujas si no que lo han hecho basándose en el criterio científico y en base a la mejora de la salud pública. El artículo en ingles dice bastantes cosas más (que el mismo en español) así que es recomendable su lectura.
Nota: este post contiene enlaces de afiliación a varios libros, si los compras a través de esta web nos ayudas a seguir con elblogdeyoga.com . Gracias!
https://i2.wp.com/www.elblogdeyoga.com/wp-content/uploads/2015/10/destacada.png?fit=1024%2C394https://i2.wp.com/www.elblogdeyoga.com/wp-content/uploads/2015/10/destacada.png?resize=150%2C150ChemaYogabeneficios,dogmas,hipertextual,india,mentiras,origen,verdadesEsta mañana de camino al trabajo, un amigo me ha enviado un artículo del conocido medio online Hipertextual; el artículo en cuestión es este 'Verdades y Mentiras acerca del yoga'. Con ese título y mi curiosidad, no he podido evitar leerlo de inmediato; ha sido una pena no haberlo recibido antes, antes de...Para ser feliz y vivir mejor a través del yoga