¿Tienes molestias en la espalda? Estírate como un gato y libera la tensión. Practica la Postura del Gato: Bidalasana y verás como mejoras sensiblemente.

Los animales tienen movimientos instintivos para estirarse y recolocar todo su cuerpo de una manera natural, este es el caso del gato, Bidalasana. Siendo una de las posturas básicas es de las más completas a nivel orgánico, mental y espiritual. Esta postura va a conseguir que liberes todas las tensiones que se acumulan en tu espalda y va a devolver la calma a tu mente.

Gatos realizando posturas respiración: exhalando e inhalando
Las dos posturas fundamentales tienen que ver con la respiración, inhalando y exhalando, de esta manera estiramos completamente la columna. En la imagen vemos a dos gatos realizando estos movimientos.

Cierto es que en yoga existen asanas casi acrobáticas por no decir imposibles tales como, Astavakrasana, Ganda Bherundasana,… Y no quiere decir que por no llegar a esas posturas no llegues al Samadhi. Verás que tu cuerpo, con la práctica habitual de yoga, se transforma y que irás consiguiendo posturas nuevas, pero no por ello hay que dejar de lado las, mal llamadas, “asanas básicas”. Es por lo que hoy te traigo la postura del gato, en la que moverás la columna en su totalidad.

Cómo ejecutar la Postura del Gato o Bidalasana:

Colócate en cuadrupedia, las piernas separadas ancho de caderas y que tus rodillas estén situadas justo debajo de éstas. Si tienes problemas de rodillas puedes apoyarte sobre una manta. Las manos miran hacia delante y están debajo de los hombros sin flexionar los codos, es muy importante que mantengas los codos extendidos y no los flexiones durante el movimiento. La columna parte de posición neutra, esto es, totalmente alineada y paralela al suelo, las cervicales también, así que procura que la cabeza no se te caiga, visualmente es como si fueras una mesa.

Imágen de postura del gato (Bidalasana)
Postura del Gato: Bidalasana

La respiración es muy importante en esta asana y va a marcar el ritmo del ejercicio.

 

Inhala:

Lleva la barbilla y el coxis hacia el cielo, toda tu columna está ahora en extensión, todas las vértebras se comprimen, tus músculos están ahora en contracción, es por lo que es tan importante que tengas tus pulmones llenos, porque de esta manera proteges tu columna y todos los músculos de tu espalda.

Exhala:

Ve llevando la barbilla al pecho y la cadera gira para llevar el coxis hacia dentro, mirando hacia la nariz. Empuja con la columna en redondo hacia el cielo para que puedas estirar más y siente cómo las apófisis espinosas se separan. Mete el abdomen para ayudar a tus pulmones a vaciarse y de esta manera masajear los órganos internos.

Beneficios de esta asana:

Con el gato vas a descomprimir toda la tensión de tus vértebras, cuando tienes la columna en flexión, en redondo, abres todas las vértebras liberando los nervios que pasan a través del raquis. Los músculos profundos, que van de una vértebra a otra como los transverso espinosos o semiespinosos, o los que van a lo largo de toda la columna como es el multífidos, son fortalecidos, ya que se estiran y contraen durante todo el movimiento.

Músculos que fortalecemos con esta asana
En esta imagen podemos ver los músculos que fortalecemos realizando la asana de la Postura del Gato o Bidalasana

 

  • Los músculos superficiales como los romboides, el trapecio, el dorsal ancho…, que son los que suelen contraerse en nuestro quehacer diario, verás cómo se estiran liberando todas las tensiones acumuladas.
  • Tu mente se concentra, al principio en llevar la respiración con el movimiento, luego a darte cuenta de cómo tu cuerpo se mueve y verás cómo al final has conseguido evadir tu mente de todos los pensamientos.
  • La respiración, además de ayudarte a concentrarte, también tiene un componente físico: los músculos que intervienen en la respiración, como por ejemplo, los intercostales son contraídos y expandidos, la caja torácica se abre y los pulmones reciben más oxígeno. Al exhalar, la zona abdominal se hunde, es como si recogieras tu abdomen, esto te va a quitar presión en la zona del suelo pélvico, por lo que aliviará tus molestias menstruales. Puedes profundizar más realizando Uddiyana Bandha.
  • Esta es una fantástica asana si estas embarazada, puedes realizarla en cualquier etapa del embarazo. Verás cómo descarga toda tu zona lumbar que, durante el embarazo, es la que más sufre.

 

Aunque Bidalasana sea una asana “básica” has de tener en cuenta una serie de consideraciones:

  • Mantén siempre los hombros abajo, lejos de las orejas, así evitarás contracturar el trapecio y  podrás mover la columna y la caja torácica, realizando un estiramiento correcto de los músculos.
  • Si padeces de problemas en tu columna cervical, mantén la mirada en el suelo, que sea el resto de la columna la que realice el movimiento.
  • Redondear la columna puede que no sea tan sencillo como parece, si es tu caso, pide a un compañero que coloque una mano entre tus escápulas y empuja su mano hacia arriba, verás cómo te resulta más sencillo.
  • Y, aunque parezca obvio, si tienes algún tipo de molestia al realizar esta asana, descansa en Balasana y más adelante vuelve a intentarlo, pero es muy importante escuchar a nuestro cuerpo.

Aquí te dejo algunas de las variantes que se pueden hacer de esta postura:

Chakravakasana:

Esta es una versión en la que une el gato/vaca, gato/niño y gato/perro mirando abajo. Puedes usarla al inicio de la sesión como parte del calentamiento y continuar con el Surya Namaskar o tu sesión de yoga, o como preparatorio para la meditación.

Utthita Marjaryasana:

Es esta ocasión intervienen la extensión de brazos y piernas opuestos, ojo, mantén siempre la columna recta y paralela al suelo, sí, lo sé, es difícil, pero te mantendrá totalmente concentrado y tomarás conciencia de tu cuerpo.
Una manera divertida es realizarla con tu hijo ¡le va a encantar!

¿Qué otras asanas realizas para liberar las tensiones de tu espalda? Si te ha gustado el post, compártelo a través de la barra inferior.

Namasté

 

https://i0.wp.com/www.elblogdeyoga.com/wp-content/uploads/2015/03/gatjpgitos-2Byoga1.jpg?fit=631%2C499https://i0.wp.com/www.elblogdeyoga.com/wp-content/uploads/2015/03/gatjpgitos-2Byoga1.jpg?resize=150%2C150Marta CabreraYogabidalasana,dolor espalda,dolor menstrual,embarazo,gato,meditacion,molestias menstruales,músculos profundos espalda,postura gato,samadhi,suelo pélvico¿Tienes molestias en la espalda? Estírate como un gato y libera la tensión. Practica la Postura del Gato: Bidalasana y verás como mejoras sensiblemente. Los animales tienen movimientos instintivos para estirarse y recolocar todo su cuerpo de una manera natural, este es el caso del gato, Bidalasana. Siendo una de las posturas básicas...Para ser feliz y vivir mejor a través del yoga