Estoy encantada de escribir mi primer post para ¨El Blog de Yoga¨. Y quería comenzar hablando sobre la práctica personal de yoga.

Son muchas las personas que acarician la idea de practicar algunas asanas para relajarse. Aprender a respirar y desconectar de la rutina del día a día….¡pues bien! Cada vez son más personas que van teniendo esa iniciativa y quieren sentir cuál será el efecto de las posturas en su cuerpo y en su mente.

mujer tumbada practicando savasana con montañas de fondo
Savasana

Asistir a las clases diarias es la mejor forma que tienes para poder conocer lo que esta maravillosa disciplina te aporta. El acompañamiento de un profesor cualificado, las instrucciones que te hacen ejecutar las asanas con precisión y cuidado, las adaptaciones en el caso de que existiera una patología, son indispensables para que te sientas bien en la práctica de Yoga y se cree un estado de seguridad y tranquilidad.

Pero considero que no debería quedar todo ahí,  sino que  debe fomentarse la práctica personal, ese momento en el que estás solo/a delante de tu esterilla con los conocimientos que vas adquiriendo de tus clases diarias. Es toda  una experiencia el poder desarrollar una secuencia de posturas. Es en ese instante cuando realmente el yoga empieza a cobrar más sentido en tu vida. Tú y las asanas…la respiración…..

A medida que vas practicando y dejándote estar en el ambiente que creas, en un espacio que reservas para ti, el yoga va asentándose más y más para llegar a formar parte de tu esencia. Experimentar y sentir a lo que te lleva cada postura que realizas , parar y escuchar la respiración y el silencio, es algo que no tiene precio.

Siempre he considerado que la práctica de asanas es pura meditación. El observar y contemplar las diferentes sensaciones, los obstáculos por los que vas pasando, producto de la cabeza….Es como dejar todo a un lado y entregarte a todo lo que pueda llegar que es lo que va sucediendo en  tu cuerpo. Y como se puede ir superando a medida que la respiración está cada vez más presente. Hasta que finalmente quedas prácticamente tú solo en un mar de silencio, calma y bienestar.

Práctica de yoga

Así que te animo a que un par de días a la semana despliegues tu esterilla, a que crees un ambiente de relajación, cálido, acogedor y, simplemente antes de que la cabeza empiece a hacer de las suyas, comiences a dejarte fluir por las asanas.

Antes de esto hay que tener en cuenta varios puntos:
– Reserva siempre la misma hora y día de la semana para practicar.
– Organiza tus sesiones por semanas, de esta manera puedes trabajar todos los grupos de posturas: posturas de pie, flexión, torsión, etc. Esto es muy importante para que tu práctica tenga sentido y sientas la progresión de tu Sadhana .
– Construye ese estado que antes mencionaba en el que haya silencio, un lugar apacible  en el que nadie pueda molestarte al menos 1 hora.

Y después…… ¡¡¡a disfrutar!!!

Que tengas buena práctica,

Namaste.

¿ Cómo es tu práctica de yoga? ¿Asistes a clases regulares o prefieres practicar a solas con tu esterilla? Si te apetece contar y compartir con todos déjanos un comentario o si lo prefieres también puedes dejarnos tu opinión a través de la encuesta sobre yoga que estamos haciendo, y que solo por contestar algunas preguntas participas en el sorteo de una esterilla de Widemat, la más grande del mercado.

https://i2.wp.com/www.elblogdeyoga.com/wp-content/uploads/2015/12/2015-12-03-11.22.04.jpg?fit=1024%2C545https://i2.wp.com/www.elblogdeyoga.com/wp-content/uploads/2015/12/2015-12-03-11.22.04.jpg?resize=150%2C150Silvia JaénYogameditacion,practica de yogaEstoy encantada de escribir mi primer post para ¨El Blog de Yoga¨. Y quería comenzar hablando sobre la práctica personal de yoga. Son muchas las personas que acarician la idea de practicar algunas asanas para relajarse. Aprender a respirar y desconectar de la rutina del día a día….¡pues bien! Cada...Para ser feliz y vivir mejor a través del yoga