Yoga cuando tienes cáncerLa primera vez que oyes la palabra cáncer en la consulta de tu médico te quedas de piedra. Primero porque no te dicen cáncer sino algún vocablo de la familia, lo cual te despista. Segundo, porque seguramente no sabrás cómo reaccionar. Es después, cuando estás solo cuando empiezas a sentir primero impotencia, rabia, angustia y finalmente miedo a perder lo que tienes. Tardas un tiempo en digerir la noticia y practicar  yoga te ayuda a mejorar tu calidad de vida durante y después de la enfermedad.

Cada cáncer es distinto y cada persona reacciona de diferente manera a la radioterapia, quimioterapia y cirugía. Sin embargo, aunque sea una terapia y, no un tratamiento, el yoga cuando tienes cáncer es beneficioso para paliar muchos de los efectos secundarios experimentados por todos los pacientes al someterse a tratamiento.

Te propongo los siguientes ejercicios de yoga dependiendo de lo que quieras aliviar/mejorar:

A nivel físico

Sistema digestivo

Los vómitos, el estreñimiento y la acidez son respuestas comunes de nuestro cuerpo a la quimioterapia. Las torsiones y las flexiones ayudan a nuestro cuerpo a mover el paquete abdominal ayudándote a evacuar. Además Halasana da un masaje intenso a hígado, páncreas y riñones. No necesitas llegar con los pies al suelo. Te puedes ayudar con una silla.

yoga cuando tienes cáncer: paschimotanasa
Para combatir la acidez, prueba Paschimotanasana

Si tu problema  no es el estreñimiento pero si  la acidez, prueba Paschimottanasa, con rodillas flexionadas.

Un plus al practicar estas asanas  es que regulan también el apetito algo que normalmente se resiente durante los tratamientos.

Si lo tuyo no son las asanas, prueba este ejercicio  de pranayama: la respiración Kapalabhati. Con ella conseguirás limpiar las vías respiratorias y además por los constantes movimientos del diafragma estimularás el estómago, hígado y páncreas.

Sistema inmunológico

Este se ve debilitado notablemente por lo agresivo de los tratamientos lo que hace que seas más propenso a pillar un virus o una infección. Uno de los super poderes del yoga es que su práctica mejora tus defensas. Especialmente recomiendo Viparita Karani  porque ayuda a regular el timo. Esta glándula produce los linfocitos que son claves para nuestro sistema inmunológico.

Otras posturas que ayudan a mejorar las defensas son Halasana, menciona anteriormente y las aperturas de pecho como Sethu Bandasana y Ustrasana. La primera es menos intensa que la segunda. Sethu bandasana es para los días que no puedes con la vida y Ustrasana para los que te encuentres con más fuerzas.

Intenta cambiar tu aptitud, piensa que cuanto más positivo seas mejor funcionará tu glándula timo. No subestimen el poder de la mente.

Sistema circulatorio

Yoga cuando tienes cáncer: yoga buterfly
Baddha Konasana: un momento de instrospección para cargarte de energía

Cualquier práctica de yoga, por corta que sea, mejorará  tu circulación sanguínea por lo que te ayudará a eliminar las toxinas de los tratamientos oncológicos. Ayuda a tus riñones a purificar la sangre con unas vueltas de Surya Namascar. Si es demasiado exigente físicamente puedes probar a hacer sólo Uttanasana apoyado contra la pared o Baddha Konasana. A veces menos es más. Conseguirás los beneficios de las posturas y no la frustración de no poder realizarlas como lo hacías antes.

A nivel emocional

Para bajar los niveles de ansiedad

yoga cuando tienes cáncer: namaste
Una pausa en el día par sentirte presente

Las asanas  junto con los ejercicios de pranayama que te propongo te ayudarán a rebajar la tensión y ansiedad que se origina desde que te comunican la mala noticia. Te aliviarán durante el largo proceso del tratamiento y paliarán los efectos del mismo.

Incluso aunque sólo pases un rato en la esterilla haciendo Shavasana será un tiempo que no hayas estado pensado en la enfermedad y que te haga centrarte en el momento presente. Tendrás un lugar sagrado lejos de hospitales y médicos donde podrás conocerte mejor o simplemente disfrutar de estar contigo mismo.

En los momentos en que la ansiedad te persiga, haz el pranayama de respiración alterna o canta un mantra. A mí me reconfortó cantar el mantra RaMaDaSa  antes de entrar en la sala de operaciones. No lo hice a pleno pulmón para el hecho es que se me pasaron volando casi los 30′ que estuve esperando.

Para subir la autoestima

yoga cuando tienes cáncer: gato-vaca
Siéntete bien desde dentro para verte mejor por fuera

La mayoría de los tratamientos conllevan una degradación física (palidez, pérdida de cabello, de peso..) el yoga te hace subir tu autoestima al contrarrestar los efectos psicológicos de la enfermedad. Cualquier pequeña mejora en tu práctica te animará a continuar en la lucha. Pensarás «Puede que no tenga pelo pero nunca me había salido una Halasana como ahora» No pierdas la sonrisa.

 

 Por favor, si te ha gustado el post, deja un comentario para que todos aprendamos de tu experiencia. Si ya practicas yoga, ¿hay alguna otra asana que te haya ayudado durante la enfermedad? Si no es así, siéntete libre de preguntar. No estás sól@ en esta guerra.

https://www.elblogdeyoga.com/wp-content/uploads/2016/01/1000015_dia_mundia_cancer_20140204115334.jpghttps://www.elblogdeyoga.com/wp-content/uploads/2016/01/1000015_dia_mundia_cancer_20140204115334-150x150.jpgPaloma GuillénYogacáncer,meditacion,sistema circulatorio,sistema digestivo,sistema inmunológico,yoga y cancer La primera vez que oyes la palabra cáncer en la consulta de tu médico te quedas de piedra. Primero porque no te dicen cáncer sino algún vocablo de la familia, lo cual te despista. Segundo, porque seguramente no sabrás cómo reaccionar. Es después, cuando estás solo cuando empiezas a...Para ser feliz y vivir mejor a través del yoga