¿Eres [email protected] en el mundo del yoga? ¿Te gustaría empezar a practicar pero no sabes como? ¿Asana y meditación son palabras raras para ti? 

En este artículo vas a encontrar una breve guía para iniciarte y resolver todas tus dudas sobre como empezar a practicar yoga, incluido lo que debes saber antes de tu primera clase, si el yoga es para ti, que estilo escoger o con qué frecuencia practicarlo.

Primeros pasos

Empecemos por lo más básico; el yoga se practica descalzo y sobre una colchoneta. Para realizarlo necesitarás una ropa cómoda y flexible que te permita moverte libremente, aunque vayas a hacer movimientos y posturas sencillas. Además si la clase va a ser tranquila, es mejor que lleves algo de abrigo, como camiseta de manga larga o calcetines (mejor si son antideslizantes). Algunos profesores te pedirán que dejes tu ego en la puerta 😉  ,no te preocupes tanto por la ropa que llevas. Lleva aquello con lo que te sientas cómodo.

En cuanto a la equipación, además de la colchoneta, en algunas clases se emplean straps o cintas, bloques, mantas o incluso una silla, pero tranquilo, no necesitas comprar nada de eso para practicar yoga. Normalmente te lo darán en el centro, si es que hace falta, o podrás sustituirla en casa, por otros elementos muy sencillos, como una toalla o un cinturón de un albornoz.

Eso sí, si vas a practicar yoga con frecuencia, te recomendamos comprar tu propia colchoneta, las hay de muchos precios y tipos diferentes. En todos los centros de yoga encontrarás esterillas disponibles, pero con el tiempo preferirás usar la tuya propia, más acorde a tus necesidades.

¿Es el yoga adecuado para mí?

El yoga es adecuado para todo el mundo, no importa como seas, que edad tengas o cual sea tu forma física, seguro que hay un tipo de yoga adecuado para ti.  Si tienes alguna lesión o has sufrido alguna operación reciente, o incluso si estás embarazada,  habrá algunas posturas o técnicas de respiración adecuadas para ti y otras que no debas hacer, pero seguro que hay muchísimas alternativas que tu profesor puede recomendarte.

Por otro lado, con la práctica verás como hay posturas que antes eran complicadas para ti, y con el tiempo las haces cómodamente. Es muy importante a la hora de hacer yoga, tanto si tu práctica es más suave, como si te gusta retarte  a ti mismo en las diferentes posturas, no sufrir nunca dolor. Una pequeña molestia o malestar, puede estar bien, pero el dolor es una señal de que debes parar.

Principales beneficios del yoga

La práctica regular de yoga nos ofrece múltiples  beneficios y nos va a ayudar a:

  • Mantener y mejorar la salud de nuestros músculos, articulaciones y órganos.
  • Mantener la mente sana.
  • Dormir mejor y mejorar la calidad del sueño.
  • Mejorar nuestro desempeño al realizar otros deportes, y prevenir posibles lesiones.
  • Recuperación tras entrenamiento más rápida.
  • Prevenir enfermedades como la diabetes, enfermedades cardiacas o desórdenes autoinmunes.
  • Reducir los efectos negativos tras un día de trabajo.
  • Mejorar las sensación de bienestar y felicidad.

El yoga es una práctica que a través de la actividad física y gracias a la concentración en la respiración, ayuda a centrar tu mente, el tono físico en general. Notarás como mejora tu postura, tu resistencia, ganarás fuerza, equilibrio y flexibilidad. Pero no solo eso, aprenderás a liberarte del estrés, a relajarte y a centrar tu mente: definitivamente te vas a sentir que tienes un cuerpo más sano, cargado de energía y una mente en calma.

La mejor manera de conocer todos los beneficios del yoga es probándolo.

Tipos de yoga

Si nunca has hecho yoga antes normalmente, el mejor estilo para empezar suele ser el hatha yoga. El Hatha yoga es también el más extendido en occidente, y en sus clases, se suele dedicar más tiempo a realizar las posturas del que se dedica a hacer mantras, meditaciones y pranayamas (técnica de respiración); como si que se hace en otros tipos de yoga como por ejemplo en Kundalini yoga. Además, en el hatha los movimientos son más lentos y te ayudan a ir centrandote en la práctica, aunque por supuesto, siempre dependerá de cada profesor.

Si tienes más de 55 años, en principio, debes escoger una clase de hatha tranquila, (yoga para mayores, o gentle yoga en inglés) con un estilo suave. Hoy en día en un gran número de centros sociales, ayuntamientos o universidades para mayores podrás encontrar clases específicas de yoga para las personas mayores.

Si te sientes cada día más [email protected] y lo que quieres es mejorar tu flexibilidad, no te desanimes, con el Yin yoga, podrás mejorar mucho. En este estilo  las posturas se mantienen más rato y tiene un efecto más meditativo. 

Si en cambio, estás en forma y lo que quieres es un tipo de yoga más activo y desafiante, el power yoga y el ashtanga yoga  pueden ser tu opción. Suele ser la primera opción para las personas más jóvenes que buscan una práctica intensa, dinámica y que les lleve de forma rápida a notar cambios en su cuerpo.

Estos son sólo algunos de los muchos tipos de yoga que existen, seguro que encuentras uno apropiado para ti. Si estás dudando cuál es el tipo de yoga adecuado para ti, te animo a que leas este post para conocer más y ayudar a decidirte.

¿Dónde practicar yoga?

Hoy en día podemos encontrar yoga casi en cualquier parte: en estudios, gimnasios, salas, centro públicos (residencias, ayuntamientos, colegios) y en múltiples canales online como Youtube, centros de yoga online, aplicaciones en el móvil, podcasts, blogs como este 😉 ….y podríamos seguir enumerando un buen rato más.

Mi recomendación es que si puedes, para iniciarte en el yoga te dirijas a un estudio de yoga cercano a tu casa. Prueba durante varias clases y decide si es el adecuado para ti prueba con otro. Por supuesto también puedes guiarte por recomendaciones de personas de tu entorno que te conocen bien y sabrán que recomendarte.

En mi opinión hay un yoga adecuado para cada persona. O más bien un [email protected] de yoga adecuado para cada persona. Si has practicado tal o cual estilo y no te ha gustado o te ha encantado, parte de la culpa la tiene la persona que ha guiado tu práctica. Si empiezas a practicar y no te gusta el yoga quizá es que no has encontrado a la persona adecuada que consiga transmitirte lo suficiente. Sigue probando hasta dar con el o la [email protected] con la que te apetezca volver a practicar.

Por supuesto que también puedes empezar a practicar yoga por tu cuenta, leyendo libros o con videos. Hoy en día con el dichoso COVID es muy frecuente no querer o no poder ir a practicar en grupo en una sala. En ese caso te recomiendo que en primer lugar busques un grupo de práctica al aire libre y si en tu ciudad no hay ninguno, pues los videos o los libros serán tu mejor aliado. Una vez tu práctica haya comenzado los videos son muy útiles y cómodos, pero no hay nada como practicar con un/a [email protected] que guíe tú práctica.

¿Con qué frecuencia debo practicar yoga?

Depende claro de tu estado físico, de tu disponibilidad de tiempo o de cuanto tiempo quieras y puedas reservar para el yoga. Practicar una rutina de yoga para principiantes una o dos veces por semana te ayudará a mantenerte en forma, pero notar las mejoras llevará un tiempo. Como cualquier actividad, cuanto más tiempo le dediques, más beneficioso será.

Lo ideal sería si puedes practicar yoga  al menos 3 veces por semana, de este modo verás mejoras significativas en tu flexibilidad, el rango de movimiento de las  articulaciones,  fuerza, equilibrio, la capacidad para manejar el estrés, la calidad del sueño, la felicidad y el bienestar general. La práctica del yoga es algo muy personal, el cuerpo de cada persona es diferente, por lo que, en función de tu estado físico deberás ir probando y elegir cuál es la mejor frecuencia para ti. En este post Silvia Jaén nos habla sobre la práctica personal del yoga.

¿Cuál es el mejor momento para practicar yoga?

No rulez! No existe una regla que diga cuál es la hora para practicar yoga, así que adapta la práctica a lo que sea mejor para ti. Cada persona tenemos horarios y estados físicos y mentales diferentes a lo largo del día, por no decir horarios de trabajo o familiares, así que practica cuando puedas y siente que dice tu cuerpo en diferentes momentos del día.

Aunque todos tenemos diferente disponibilidad y nuestros cuerpos son diferentes, la práctica por la mañana, nada más levantarse suele ser muy recomendable ya que nos levantamos con la mente tranquila. En casi todos los retiros de yoga la práctica por la mañana antes del desayuno, incluso antes del amanecer suele ser una de las grandes experiencias de este tipo de encuentros. Ojo, ten cuidado con el tipo de práctica que eliges, personalmente por la mañana al levantarme tengo el cuerpo poco flexible y una práctica demasiado intensa puede dejar tu cuerpo con lesiones.

En la práctica del ashtanga yoga no recomiendan la práctica los domingos, los días de luna llena, nueva o durante algunos días del ciclo menstrual para las mujeres, en otro post te contaremos por qué.

Pero entonces, ¿qué es el yoga?

El yoga no es una religión, un culto, ni un sistema de creencias. En este siguiente video sobre la historia del yoga, puedes conocer más sobre sus orígenes. En la raíz del yoga está la auto-indagación.

En yoga, todo lo que hacemos, ya sea una postura de yoga, practicar un pranayama, una meditación o un recitar un mantra,  tiene el propósito de ayudarnos a conectar con [email protected] [email protected] y ser más consciente de nuestra experiencia de vida de una manera más significativa. Por ejemplo, comprender el equilibrio del esfuerzo y la liberación en su práctica de yoga requiere atención y sensibilidad constantes y tiene un significado profundo en nuestra vida cotidiana como una meditación sobre el equilibrio del estrés y la relajación.

Experimentar la verdadera relajación es una experiencia profundamente gratificante. Y comprender cómo adoptar posturas extremadamente desafiantes sin esfuerzo, con una mente tranquila y una respiración constante, es de gran valor para todos [email protected] en nuestras vidas ocupadas.

Los orígenes del yoga provienen de la búsqueda profunda dentro de nuestro ser, de la búsqueda de la autocomprensión, la liberación física y emocional y el bienestar total. El Yoga es mucho más que la experiencia física de una Asana o postura. La práctica del yoga, para quien lo desea y lo siente, ayuda a profundizar en la realidad de quién eres, qué quieres y por qué estás aquí. A medida que pases más tiempo haciendo yoga, es probable que profundices en las capas de quien eres como persona. El yoga te ayuda a dejar los viejos patrones, sentirte más abierto y feliz y conectarte con amigos, familiares y tu mundo de una manera más significativa.

Suele ser habitual empezar a practicar yoga a través de asanas para obtener beneficios físicos, liberarse de un dolor de espalda o de cuello o aprender a relajarse, pero poco a poco la práctica te abre nuevas puertas con las que empezar a interesarse en la respiración y en otros aspectos menos populares del yoga.

Espero que este artículo le haya proporcionado información útil para empezar a practicar. Si animas a ir a tu primera clase envíanos un correo electrónico para contarnos cómo te fue. Nos encantaría conocer tu primera experiencia y si te apetece publicarla en el blog.

https://www.elblogdeyoga.com/wp-content/uploads/2020/11/pexels-karolina-grabowska-4498359-1024x683.jpghttps://www.elblogdeyoga.com/wp-content/uploads/2020/11/pexels-karolina-grabowska-4498359-150x150.jpgNataliaYogainiciarse en el yoga,yoga for dummies,yoga para principiantes¿Eres [email protected] en el mundo del yoga? ¿Te gustaría empezar a practicar pero no sabes como? ¿Asana y meditación son palabras raras para ti?  En este artículo vas a encontrar una breve guía para iniciarte y resolver todas tus dudas sobre como empezar a practicar yoga, incluido lo que debes...Inspiración. Movimiento. Transformación.